Alejandro Sanz considera que Juan Luis Guerra es el único rey de la bachata

0
500

Punta Cana.- El artista Alejandro Sanz valoró la noche del sábado que la Unesco declarara a la bachata como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y consideró que para él Juan Luis Guerra es el único «rey de la bachata».

El cantautor español fue el encargado de abrir con «La Gira» el concierto «Canto por Punta Cana» en Hard Rock Hotel & Casino Punta Cana, que lo unió al tour «Rayando el sol» del grupo Maná.

«Que placer y que orgullo enorme de estar aquí, de verdad que sí. Yo esta noche he querido hacer algo especial, ya saben, la mitad de esta banda es dominicana y están todos con los nervios. Normalmente, antes de los conciertos les ánimo y les digo (…) pero hoy no he tenido que decir na’. De hecho, le he tenido que decir aguantense un poquito, porque les he visto (emocionados). Esta noche quiero celebrar algo importante, tres cosas. La primera, que la bachata es patrimonio de la humanidad; la segunda, que la mitad de la banda es de aquí, son dominicanos, y yo sé que sienten un orgullo especial de estar en su tierra, y la tercera, que en la bachata hubo un antes y un después, que para mí el único ‘rey de la bachata’ que existe es Juan Luis Guerra», expresó Sanz antes de interpretar el tema «Burbujas de amor».

Reveló que ayer habló con el intérprete de «Ojalá que llueva café» y que está de «maravilla» luego de someterse a un procedimiento cardiovascular en una clínica de Santo Domingo.

Sanz también aprovechó para celebrar por adelantado con los dominicanos su cumpleaños en Punta Cana, que será el próximo día 18.
La producción de SD Concerts unió estas voces para crear consciencia sobre la importancia y el impacto que tiene el turismo para República Dominicana.

Para este concierto se preparó una gran tarima, en donde la tecnología, luces y sonido brillaron por su alta calidad.

Muchos éxitos de Alejandro Sanz y Maná fueron incluidos en este concierto que unió las giras de ambos artistas este año en República Dominicana.

Con una impecable banda de 12 artistas (seis mujeres y seis hombres), incluyendo a los dominicanos Chris Hierro (Taxi Amarillo), Karina Pasian (cantante) y Helen de la Rosa (baterista), quienes se lucieron en el escenario, Sanz brindó 19 canciones y un midley de tres piezas.

De su popular cancionero aderezo su presentación con “Hoy que no estas”, “Azúcar en un bowl”, “Aquello que me diste” y “No tengo nada”, esta última con una buena combinación con Chris Hierro, al igual como lo harían en «Deja que te bese ya», la pieza que Sanz originalmente canta con Marc Anthony.

También la multitud que se dio cita en el campo de golf de Hard Rock Hotel & Casino disfrutaron “Back in the city”, «Capitán tapón”, “Deja que te bese”, “Los lugares” y “Mi marciana”.

Con “Looking for paradise” y «Mi persona favorita», Alejandro abrazó dos momentos brillantes al inyectarle el encanto interpretativo de Karina Pasian, la joven cantante de origen dominicano que fue nominada al Grammy en el 2008 en la categoría de Mejor álbum contemporáneo de R&B, por su éxito First Love.

La lista de éxitos la completó a ritmo de “Lo que fui es lo que soy”, “Te canto buzón”, “El trato”, “No es lo mismo”, “Quisiera ser”, un midley (“Ella”, “Amiga”, “Mi soledad”), “Lo ves” y finalizó a la altura de “Corazón partió”.

Tan pronto Alejandro Sanz bajó del escenario, una sorpresiva lluvia obligó al equipo de producción a retrasar por una hora la entrada de Maná, pero cuando el cielo se despejó la reconocida banda mexicana encontró al público casi intacto y con deseos de disfrutar del repertorio de «Rayando el sol tour».

La décima gira de conciertos de Maná, que toma como nombre el primer sencillo de su segundo álbum de estudio (Falta amor) que los llevó a la fama internacional, es un intenso viaje por la historia musical de una de las más importantes agrupaciones del rock en español.

Sin perder tiempo, Fher Olvera, Juan Calleros, Alex González y Sergio Vallín pusieron de pie a los fanáticos al ritmo de “Como yo te deseo”.

Desde entonces, nada detuvo los coros intensos al ritmo de “De pies a cabeza”, “Corazón espinado”,  “Oye mi amor”,  “No ha parado de llover”, “Bendita tu luz”, “Te lloré todo un río”, “Vivir sin aire”, “En el muelle de San Blás”, “Me vale”, “Labios compartidos”, “Mariposa traicionera”, “Clavado en un bar” y “Rayando el sol”, todos convertidos en clásicos de una de las bandas latinas más aclamadas de las últimas décadas