Familiares Altagracia Garabito: Solo esperamos que la identifiquen para darle cristiana sepultura

0
196
Santo Domingo. –Con la plena seguridad  de que se trata de ella, y resignados a que ocurrió lo peor, los familiares de Altagracia Garabito dicen solo estar a la espera de su identificación, de manera oficial,  para darle cristiana sepultura.

Se trata de la joven mujer que aparece en video, en los primeros momentos cuando se produce el escape de gas en la fábrica de plásticos Polyplas, donde luego se produjo una explosión que  mató a al menos siete personas, varios heridos, unas 25 viviendas destruidas y daños incalculables a la  propiedad y al sector Villas Agrícolas.

 Altagracia, una joven madre  de una niña de cuatro años, vino hace varios meses del paraje Pirangón, Bayaguana, en la provincia Monte Plata, a buscar empleo en la ciudad.

Precisamente ayer sus hermanos se trasladaron a ese lugar para darle la noticia oficial a sus padres, que viven allá, que aún tienen la esperanza de que su hija está viva.

Soltera y residente con familiares en el sector Los Guaricamos, de Santo Domingo Norte, Garabito no era empleada de Polyplas,  sino de Termoplás. Hace cuatro semanas fue enviada a esta empresa como subcontratada, junto a su amiga Rosa Melia Núñez, según explicó ayer su hermano, Kelvin Garabito, quien habló vía   telefónica con Listín Diario, justo cuando iba de camino al paraje Pirangón, su pueblo natal, a dar la infausta noticia a sus padres.

Precisamente en el video que fue colocado en las redes sociales,  Altagracia hace mención a que se encuentra  junto a Rosa y esta advierte a que el lugar iba a explotar.

Los organismos de socorro sacaron  del lugar los cuerpos de dos mujeres que permanecen en Patología de Forenses  del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), ubicado en el Hospital Marcelino Velez Santana.

El hecho de que las dos mujeres no eran empleadas de la empresa podría ser la causa de que, hasta el momento, no fueran identificadas, como los demás cuerpos recuperados, ya que no tienen un registro en Polyplas.

¿Por qué no huyeron?
Una de las principales preguntas que se ha hecho la población es el por qué,  en vez de hacer el video, Altagracia no trató de escapar del lugar, cosa de la que Kelvin tiene su propia hipótesis.

“Nosotros tenemos una grabación que la vamos a revelar más tarde. Y es que ella llamó a un compañero del barrio, y este le dijo que salga, pero ella le dijo que no, porque la puerta estaba cerrada”, narró.

Agregó que se trata de la llamada puerta número siete, que conduce al almacén adonde  fueron asignadas las dos mujeres.

Para avalar su convencimiento de que su hermana es una de las víctimas, dice que los dos cadáveres sin identificar fueron recogidos en el área de almacén y ayer fue recuperado el cuerpo de quien fuera su compañero de departamento, Manuel Esteban Rosario Ramírez.

“Hay una conversación donde ella dice: no puedo salir porque las puertas están bloqueadas”, narró Garabito.

Prueba ADN
Las pruebas de ADN que realizarán los peritos del INACIF a los dos cuerpos y a sus posibles familiares podrían  poner fin  de la incertidumbre.

Los familiares ya fueron citados para iniciar los exámenes, que permitirán esclarecer la identidad.

“Nosotros los que queremos es que nos entreguen el cadáver para darle cristiana sepultura, pero hasta ahora no tenemos más nada que hacer,  que no sea esperar”, concluyó Kevin Garabito, con voz de resignación.

Las otras víctimas
Manuel Esteban Rosario Ramírez, un empleado contratista, igual que las dos mujeres,  fue la séptima víctima sacada de los escombros.

Los otros fallecidos son Claudio Hernández Jiménez, de 46 años; Julio Salazar Mejía, de 49; Ronny Vargas Féliz, de 31, y José Alberto Encarnación Arias, de 44 años, cuyos cuerpos luego de finalizado el procedimiento fueron entregados a sus familiares.

El hecho
El pasado miércoles, la empresa Polyplas explotó tras una fuga de gas en una de sus tuberías; según un informe preliminar de los organismos preventivos.

 El director de Asuntos Corporativos de Polyplas, Álvaro Sousa, había informado de que  288 personas laboraban en Polyplas en el turno de la mañana, cuando ocurrió la explosión.

Sousa explicó que el 98 % de los empleados pudo ser evacuado “gracias a que siguieron el protocolo de emergencia”.

Además dijo que de acuerdo al Sistema Nacional de Salud (SNS), un total de 66 personas fueron atendidas en los hospitales, entre empleados, contratistas y comunitarios, 43 de ellas ya han sido dadas de alta.

Asimismo, dijo que se llegó a un acuerdo con Luz Marina Cortaza, directora del Instituto de la Familia, y Rafaela Burgos, presidenta del Centro para el Desarrollo la Interacción Constructiva, para ofrecer apoyo emocional y psicológico a las personas y familias que así lo requieran, sumado a los esfuerzos del SNS.

El Subdirector del Centro de Operaciones de Emergencia, COE, Edwin Olivares, sostuvo que ya los organismos de socorro han peinado la zona y no han encontrado más víctimas; no obstante, aseguró no se detendrán hasta ratificar completamente que no haya más cuerpos

La vida en el barrio
Antes de las 11:30 de la mañana del pasado miércoles, 5 de diciembre, los vecinos del  sector Villas Agrícolas, al norte a la capital, sobre todo los residentes en la calle Anibal Espinoza, seguían un día normal.

Pero hoy todo  ha cambiado allí desde la explosión de la empresa Polyplas,

Es que entre los fallecidos hay dos vecinos del lugar. La empresa era una de las principales fuentes de empleos allí, además del apoyo para planes sociales, sobretodo en esta época de navidad, según explica Clarence Veras, presidente de la junta de vecinos.

Además de las dos víctimas, la destrucción de 25 viviendas, incluyendo sus ajuares, la explosión también se llevó la tranquilidad del lugar. Los vecinos viven hoy bajo un estado de incertidumbre.

“Yo duermo en el carro con mi esposo y donde una amiga; mi hijo duerme por ahí donde unos parientes”, narró Ana Iris Rodríguez Cruz, cuya vivienda, que estaba situada justo al frente de la fábrica de plásticos, quedó destruida.

El siniestro destruyó los pocos bienes materiales que tenía, como un pequeño negocio de ventas de comestibles y jugos para empleados.  El local era sede de una banca de loterías.

Narra que tras la explosión su casa también fue saqueada por delincuentes que  llegaron, no a salvar vidas, sino para robar.

En la misma situación de Ana Iris están unas 25 familiares  que no  tienen viviendas, además de que ahora todo depende de las investigaciones que harán las compañías aseguradoras de la empresa Polyplas y la envasadora envuelta en el hecho.

El fin de semana, los propietarios se reunieron con Chanel Rosa Chupany, director del Servicio Nacional de Salud (SNS), para comenzar a darle asistencia de salud y sicológica a todos los afectados. También participan una institución vecina, el Centro de Orientación Integral (COIN).

Cobrarán salario normal y bono de navidad

Todos los empleados de  la empresa Polyplas seguirán cobrando sus salarios correspondientes, incluyendo el sueldo trece o bono navideño.

Así lo anunció  el director de Asuntos Corporativos de Polyplas, Álvaro Sousa,

“Nosotros no tenemos ningún cambio, somos fieles creyentes en nuestro capital humano,  y estamos orgullosos  de la labor que ellos hicieron”, dijo.

A la pregunta de si cobrarán en diciembre a pesar de la dificultad respondió “todo sigue igual, no hay ningún cambio”-

Argumentó que  la tardanza en determinar la cantidad de empleados de la empresa se debe  el departamento donde estaba el registro y nómina de personal,  fue destruido en la  explosión

Con equipos pesados, como  retroexcavadoras de los organismos del Estado y del Ayuntamiento del Distrito Nacional,  brigadas  y voluntarios y el refuerzo canino, continuaban  este domingo la búsqueda de posibles víctimas en la zona de la explosión de la fábrica Polyplas, en la calle Aníbal de Espinoza, en Villas Agrícolas.

Sousa explicó que el 98% de los empleados pudo ser evacuado “gracias a que siguieron el protocolo de emergencia”.

Sepulta a Moreno
La mañana del pasado sábado fueron sepultados los restos de José Alberto Encarnación (Moreno), una de las seis víctimas.

El  viernes fueron sepultados los cuerpos de Ronny Vargas, Claudio Hernández y Julián Salazar.

Ronny Vargas fue sepultado en el cementerio Cristo Redentor. Supuestamente, el día de la explosión acudió a la empresa Polyplas a entregar un buffet y fue sorprendido por el evento. Tenía 31 años y era entrenador de fútbol.

El cuerpo del gerente de seguridad Claudio Hernández fue sepultado en el cementerio Parque del Prado y los restos de Julián Salazar los enterraron en el cementerio Cristo Redentor.

Otro apoyo
El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), a través de la Comisión Militar Policial, estaba asistiendo con evaluaciones médicas a las personas afectadas y fumigando el entorno, para evitar proliferación de enfermedades.

 Además integró 450 hombres a las labores de retiro de escombros y acondicionamiento del sector para que todo vuelva a la normalidad en el menor tiempo posible.

El operativo médico y entrega de medicamentos se llevó a cabo a través del programa de Gestión Social,  por disposición del ministro Gonzalo Castillo.

Durante el proceso colectivo de las operaciones se realizó un levantamiento de las viviendas  afectadas. El ministro  Castillo ordenó la reparación de 63 casas.

Se realizaron labores de fumigación en todo el sector para eliminar vectores y  se colocó cebo raticida para evitar la proliferación de roedores.

 En el operativo médico participan especialistas en diferentes ramas médicas, entre ellos  en medicina familiar, pediatría, ginecología y odontología.

Desde las 8:00 de la mañana, un equipo de médicos y odontólogos atendían a  centenares de moradores en el  local de la  Iglesia Apostólica y Misionera, ubicado en la calle Plinio Díaz Vargas esquina calle Respaldo 21, Villa Agrícolas.

El director de la Comisión Militar y Policial, el capitán de navío Luis Manuel Feliz José, dijo que  a raíz de la explosión,  personal de ese organismo se trasladó de inmediato al lugar de hecho como parte integral del COE, los cuáles acordaron el área y brindar protección a los moradores de la comunidad.

Se instaló un centro de emergencia o comando de incidencia en la cancha del Club Deportivo y Cultural Los Pioneros, donde se realizaron labores de rescate, retiro de escombros y personal médico en la zona con ambulancias, retroexcavadoras, palas, camiones, minipalas y luminarias, destacó.

Por parte del Programa de Mantenimiento de Carreteras se realizaron limpieza de imbornales, cuneteo, pintura de postes del tendido eléctrico, retiro de desechos sólidos, pintura de cebra, entre otras labores sociales.

Fuente: Listin Diario