“Queremos a Kyrie en New York”, los gritos del Madison en la visita de Irving

0
107
Boston doblegó a los Knicks con un gran trabajo del base

“Pregúntame en 1 de julio”. Con estas palabras de fondo afrontó Kyrie Irving, base de los Celtics, su visita a la pista de los Knicks. Irving, agente libre sin restricciones a partir del 1 de julio, había asegurado en octubre de 2018 su deseo de renovar con Boston. Sin embargo, sus recientes declaraciones siembran dudas en el seno de los Celtics, dentro de un mercado de la NBA que anda loco con el traspaso de Kristaps Porzingis a Dallas o los rumores sobre la salida de Anthony Davis de NOLA.

En este contexto llegó Irving al Madison Square Garden, que le hizo saber que le quieren ahí para la 2019-20 como miembro de los Knicks. “Queremos a Kyrie en New York”, vitoreó el público del mítico pabellón. Los Knicks, 10-41 y doce derrotas seguidas cargan con el peor balance de toda la NBA.

Anoche, en cuadro tras la salida de Trey Burke, Tim Hardaway Jr. y Courtney Lee, como parte del traspaso de Porzingis a los Mavericks, y sin tener activos todavía a las piezas que recibieron, DeAndre Jordan, Derrick Smith Jr. o Wesley Mathews (que podría ser cortado o traspasado), los de la Gran Manzana cayeron por 99-113.

Irving, 23 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias, fue el mejor de la velada, centrada en su figura tanto por sus prestaciones sobre el parqué como por los comentarios sobre su futuro y los anhelos del Madison.

“Ahora mismo esto no es nada más que una distracción. No puedo hacer nada al respecto. Por supuesto que es bueno escuchar que una afición te quiera, pero todo este ruido mediático no me beneficia ni a mí ni a mi equipo. Sólo estoy centrado en ganar el campeonato con Boston”, apuntó Irving tras el choque, en declaraciones recogidas por ESPN.

Irving no quiso hacer más grande la bola de los rumores sobre su porvenir. Mostró su gratitud con los cánticos del Madison pero no deseó ir más allá. “Los aprecio, me siento agradecido. Esta es mi casa, me siento en casa. Con todos estos rumores sabía que iba a tener este tipo de recibimiento. Pero ahora mismo no puedo pensar en esto. Estoy feliz porque ganamos”

Quiere huir del ruido mediático

Irving apuntó que deseaba alejarse un poco de todo el trasiego de medios generado a su alrededor e incrementado con sus citadas declaraciones sobre su incierto futuro. “Me encanta el baloncesto y por eso me quise dedicar a esto, no para salir en la prensa. Quiero ser uno de los mejores de la historia”.

Aunque, no obstante, aseguró entender el papel de la prensa, aunque no le agrade. “Es parte del negocio. Me encantaría que no fuera así, que no se hablara de mí en todos lados, tras todos los partidos”.