Stephen Curry y Klay Thompson, siete temporadas de 200 triples

0
223

Anoche, el escolta de los Golden State  endosó cinco triples (de diez intentos) a los Rockets y colaboró en gran medida a la victoria de su equipo en territorio hostil. Pero no solo eso, con su profunda tarjeta de lanzamientos exteriores Thompson rebasó la frontera de los 200 triples anotados esta temporada. Y, con ello, Klay derribó por séptima temporada consecutiva esa puerta reservada a muy pocos jugadores.

Siete temporadas seguidas alcanzando 200 triples en total, que se dice pronto, cuando esa marca ha sido solo 80 veces alcanzada en toda la historia de la NBA. 80 veces de jugadores rebasando los 200 aciertos desde la línea exterior (son escasas, si se tiene en consideración que es en toda la historia, y no lo son al mismo tiempo), pero nunca nadie lo había conseguido durante siete temporadas seguidas.

Nadie que no jugase en los Warriors y compartiese dinastía con Klay Thompson queremos decir, pues Stephen Curry calca las siete añaddas también por encima de los 200 triples anotados.

Los promedios de ambos jugadores en el curso de su heptágono particular suponen una completa locura, como muestra la siguiente progresión.

La tarjeta de tiro de Klay Thompson desde entonces, temporada a temporada:

-12-13 -> 211 de 526 (40,1%)
-13-14 -> 223 de 535 (41,7%)
-14-15 -> 239 de 545 (43,9)%
-15-16 -> 276 de 650 (42,5%)
-16-17 -> 268 de 647 (41,4%)
-17-18 -> 229 de 521 (44,0%)
-*18-19 -> 203 de 503 (40,4%)

La de Steph Curry (que por cierto, hoy cumple 31 años):

-12-13 -> 272 de 600 (45,3%)
-13-14 -> 261 de 615 (42,4%)
-14-15 -> 286 de 646 (44,3)%
-15-16 -> 402 de 886 (45,4%)
-16-17 -> 324 de 789 (41,1%)
-17-18 -> 212 de 501 (42,3%)
-*18-19 -> 284 de 662 (42,9%)

Ver los otros Tweets de Miguel Gaitán

Dos de los mejores, si no los dos mejores

Cuando ni los más acertados pueden alcanzar el 40 por ciento en una temporada la mayoría de veces, tanto Klay Thompson como Stephen Curry han sido capaces de replicar ejercicios por encima de ese listón a lo largo de sus últimas siete temporadas. Siempre por encima del 40 por ciento de acierto, desde el curso sophomore de Thompson y desde la temporada número cuatro de Curry en la liga (antes había sufrido sus archi-famosos problemas en los tobillos).

De esa manera, muy bien se le tiene que dar a uno la temporada en el tiro para llegar a 200 triples anotados —este curso hay cinco jugadores que lo han conseguido ya, James Harden, Paul George, Buddy Hield y Kemba Walker además de Curry y Thompson—; todavía mejor para hacerlo dentro de unas proporciones aceptables de lanzamiento, del 40 por ciento como mínimo; y mucho más quimérico resulta sostener esa progresión durante siete campañas seguidas.

Ambos jugadores han conseguido todos esos logros y seguro estiren su plusmarca por más años. Podría decirse que tanto Curry como Klay sostuvieron la pancarta del cambio hacia tirar cada vez más triples en la NBA. Y una vez inducidos en leyendas del movimiento, no han acomodado sus prestaciones, sino que siguen aumentándolas.

Con toda seguridad, hablamos de dos de los mejores tiradores de todos los tiempos. Si no los dos mejores.