Un hackeo consigue que los cajeros automáticos escupan billetes sin parar

El fabricante de cajeros automáticos Diebold Nixdorf está advirtiendo a los bancos de un nuevo tipo de ataque a sus cajeros automáticos en Europa que consigue que escupan dinero sin parar.

Diebold Nixdorfque obtuvo 3.300 millones de dólares en ventas y servicio de cajeros automáticos el año pasado, advierte a las tiendas, bancos y otros clientes de una nueva forma de ataque que hace que los ladrones vacíen rápidamente los cajeros automáticos.

Según advierte Diebold Nixdorf, los hackers conectan un aparato a los componentes internos del cajero y emiten una serie de comandos informáticos que alteran su funcionamiento. Los ataques exitosos pueden lograr un verdadero chorro de dinero: 40 billetes cada 23 segundos. Los dispositivos se conectan obteniendo acceso a una llave que desbloquea el chasis del cajero automático o perforando agujeros o rompiendo las cerraduras físicas para obtener acceso a las partes internas de la máquina.